Es un calvario invitar a un familiar o amigo extranjero para que venga unas semanas a España de visita, de paseo, o de turismo. Se necesita una carta de invitación, que es un procedimiento: – caro (101€!) – lento (3-5 semanas!) – arbitrario (no garantiza que la persona invitada pueda finalmente venir! La decisión final […]

continuar leyendo...