Antes de llegar a Colombia por primera vez me dijo mi amiga: Llámame desde cualquier lado, venden minutos en todas partes. Confieso que me intrigó mucho esta frase, y tardé semanas en darme cuenta de la “magnitud de la tragedia”. Y es que en Colombia ocurren dos cosas raras: – se compra y se vende […]

continuar leyendo...