Aventuras i alguna desventura de un europeo en Boyacá Pues comencemos por el principio: uno aterriza en Colombia y le piden “Regáleme su firma”. Y uno piensa: si se la regalo, ¿dónde consigo otra firma? Y otra: “¡Qué pena!” Hay que haber mamado leche colombiana de niñ@ para saber cómo usar correctamente esta expresión… La […]

continuar leyendo...