El Tiempo hablaba en su edición del domingo 17/feb/08 del caso de las Pirámides, pero no explicaba claramente el engaño que éstas suponen. Nosotros lo vemos así: Imagínense que yo envío un correo a 5 personas, que llamaré “mis amigos”; les indico que sólo han de depositar 10.000 pesos en mi cuenta. Yo gano 50.000 […]

continuar leyendo...