Llegué bien, pasé sin percances en el aeropuerto, tranquila. La Habana, en su arquitectura hermosa; hay que hacer algunas restauraciones, pero hermosa. La gente algo parca, no tan emotiva como los colombianos. Necesidades, muchas para acceder a las cosas: el profesional recibe 20 a 30 dolares mensuales por su trabajo. Aunque lo básico se lo […]

continuar leyendo...