Muchos colombianos estudiamos en España. Muchos de nosotros hemos visto, con profunda decepción, que el sistema universitario español deja mucho que desear. En lugar de decirlo con nuestras palabras (ya tendremos tiempo de hablar de ello: hasta que no tengamos el “título” en las manos, nos tememos posibles represalias) lo diremos en las palabras del […]

continuar leyendo...