Investigadores de las universidades de Wisconsin y de Pennsylvania (EEUU) realizaron un experimento con 20 voluntarios en el que se demostró cómo pensar en voz alta ayuda con la concentración.

Según un estudio publicado en la revista Quarterly Journal of Experimental Pyschology, hablar solos, lejos de ser una señal de locura, es una de las formas más seguras de enfocar nuestros pensamientos.

El experimento consistió en un circuito de observación para las veinte personas que se prestaron para la prueba, en dicho circuito las personas debían buscar objetos basándose en algunas pistas. Los expertos se dieron cuenta de que las personas que repetían en voz alta el nombre del objeto a buscar, y las ideas que se les venían a la mente, lograron terminar la prueba en menos tiempo.

“Si ya sabemos cómo es ese objeto, repetir su nombre en voz alta ayuda a nuestro cerebro a reactivar esa información visual y eso facilita su búsqueda”, explican los autores del trabajo.

Tal parece que esa forma de expresar nuestro pensamiento en forma de monólogo puntualiza nuestra atención, convirtiendo pensamientos verbales en imágenes, ya que cuando expresamos en voz alta lo que pensamos, vamos creando escenas mentales de ello, lo que permite que nuestra mente no pierde el rumbo al pensar en la acción que realiza.

Otros estudios previos han demostrado que los niños, cuando repiten en voz alta las acciones que deben hacer para tareas como atarse los zapatos, aprenden el proceso con más eficacia.

El próximo paso de la investigación es monitortear en tiempo real la actividad cerebral de quien realiza las acciones expresando los pensamientos en voz alta.

Por: Cristian Pineda

Publicado el 5 May, 2012
por en Divulgación, Salud. Etiquetas: .

Imprimir artículo

Otros artículos