Tres amigas conversaban y una dijo:

-¡Uy! ¿Qué les cuento? Cuando hago el amor con Juan, le toco los huevos y se le ponen…¡calientes,
calientes, pero bien calientes!

-La otra dice: – ¡Uy! P’os a mi me pasa igual.
Cuando yo hago el amor con Pedro, le toco los huevos
y también… ¡se le calientan rete harto!

-Y la tercera dice: – ¡No p’os yo ni me he fijado!
Pero esta noche, cuando haga el amor con Jaime,
se los tiento y luego les platico.

– Al otro día se juntan, y la mujer llega con un ojo morado, un brazo enyesado, arrastrando una pata… en suma, muy pero muy madreada.

Y las amigas le preguntan:
– Pero.. ¿ Qué diablos te pasó?

– Lo que pasa es que estaba anoche haciendo el amor con Jaime, y me acordé de lo que
habíamos hablado.

Así que le toqué los huevos y le dije :

– ¡Uuuuuyyyy! ¡¡¡SE TE CALIENTAN IGUALITO QUE
A JUAN Y A PEDRO!!!

Publicado el 16 October, 2010
por en Chistes y humor. Etiquetas: .

Imprimir artículo

Otros artículos