Un equipo de la Universidad de Manchester (Reino Unido) ha identificado los síntomas vinculados al hipogonadismo tardío, conocido como la “menopausia masculina”, que aparece tras una baja producción de testosterona en hombres de mediana y avanzada edad, según explican en un artículo publicado en la revista ‘New England Journal of Medicine’.

Este tipo de trastorno, a diferencia de la menopausia femenina, sólo afecta a un escaso 2 por ciento de los hombres, y entre sus síntomas se engloba una menor erección matinal, bajo deseo sexual, disfunción eréctil, incapacidad para realizar actividades vigorosas, depresión y fatiga.

En la investigación se midieron los niveles de testosterona de 3.369 hombres de entre de 40 y 79 años de un total de ocho centros europeos: Manchester (Reino Unido), Florencia (Italia), Santiago de Compostela (España), Lovaina (Bélgica), Malmö (Suecia), Tartu (Estonia), Lodz (Polonia) y Szeged (Hungría). Seguidamente, también realizaron una encuesta sobre su salud sexual, física y psicológica.

Al analizar los resultados, comprobaron que junto a los síntomas asociados a la sexualidad, se detectaron otros secundarios como apatía, falta de energía y tristeza que también están relacionados con esta enfermedad.

En total, la lista de posibles síntomas “menopáusicos” ascendió a 32, de los cuales sólo nueve están asociados de alguna manera con los bajos niveles de testosterona y, pese a ello, también serían indicativos de un hipogonadismo.

Por ello, tras este estudio sus autores concluyen que todos estos síntomas, junto con bajos niveles de testosterona, son necesarios para establecer un diagnóstico de hipogonadismo de inicio tardío o andropausia.

Para el experto en Biomedicina de la Universidad de Manchester y uno de los autores del estudio, Fred Wu, es importante hacer un diagnóstico correcto del trastorno antes de administrar medicamentos, ya que actualmente se tiende a recetar tratamientos con testosterona a hombres que realmente no los necesitan.

“Por primera vez se han identificado los síntomas del hipogonadismo tardío y la investigación sugiere que el tratamiento con testosterona sólo sería útil en un número reducido de casos, en los que hay una deficiencia de andrógenos, ya que muchos síntomas no están relacionados con un descenso de los niveles de testosterona”, asegura.

Publicado el 28 June, 2010
por en Salud. Etiquetas: .

Imprimir artículo

Otros artículos