Las palabras, qué duda cabe, se gastan por el uso. Y uno de los conceptos que ejemplifica mejor esta aseveración es el sustantivo “Depresión”, o los adjetivos “Deprimido/deprimida”. Si no se lo cree, preste atención a las voces que oye en la calle. Verá que muchas personas dicen sentirse deprimidos. Ya sea porque se han perdido su programa favorito; ya sea porque la persona que les gusta se ha marchado sin saludarles; ya sea porque nuestro equipo favorito no ha ganado un desplazamiento que, por otro lado, se antojaba complicado a priori.

¿Realmente estamos hablando de depresión? ¿No estamos exagerando? Veamos lo que dicen los libros de medicina sobre el concepto “Depresión”.

Para comenzar, existen 3 cuadros con entidad propia, dentro de lo que genéricamente denominamos en medicina “Depresión”:

1. El trastorno depresivo mayor, para el cual tanto la CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS) y el DSM-IV (Clasificación Americana de Enfermedades Mentales) requieren una duración del episodio de, al menos, dos semanas (si bien la inmensa mayoría duran bastante más).

2. El denominado Trastorno Distímico, que más bien indica la existencia de un “modus vivendi”, de una forma de comportarse en todos los aspectos de la vida. La definición de este cuadro sería aquella situación anímica crónicamente depresiva o triste, durante la mayor parte del día y durante la mayoría de los días, que dura al menos dos años. Es, por tanto, toda una “manera de ser”.

3. El trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo o mixto, que se definiría como aquella situación resultante de un acontecimiento vital estresante, que aparece no más allá de los tres meses post evento.

Como vemos, en los 3 casos estamos hablando de un tiempo de evolución. No podemos decir, pues, que estamos deprimidos de la noche a la mañana.

Y en cuanto a la clínica, ¿qué síntomas da una depresión?

En el siguiente enlace encontrarán los síntomas propios característicos de un cuadro depresivo.

Por el Dr. Francisco Marín (Atención primaria) Más información aquí.

Publicado el 16 February, 2010
por en Salud.

Imprimir artículo

Otros artículos