La profesora Neus Jurado nos ha pasado este “escelente” trabajo:

Desde tiempos inmemoriales las mujeres siempre hemos sido relegadas a un segundo plano en todas las materias del conocimiento, pero especialmente en el terreno de las ciencias experimentales. Las autoridades científicas siempre han intentado demostrar la inferioridad femenina frente a la masculina, utilizando argumentos y teorías muy variadas.
Abundan las citas y referencias que dan testimonio del poder de la denominada autoridad científica masculina algunas de ellas son verdaderamente irrisorias pero demuestran de alguna forma ese miedo de los hombres a perder la hegemonía en las ciencias. Aristóteles escribió que las mujeres tenían menos dientes que los hombres. San Agustín dijo: “la mujer es un animal que no es firme ni estable; es rencorosa ante la confusión de su marido, se nutre de maldad y es comienzo de los pleitos y justas y camino de toda iniquidad”; de muchos es conocida la misoginia que padecía este individuo.

En los siglos XVIII y XIX se utilizaron estudios de medidas craneales para justificar la inferioridad de las mujeres. Darwin, en su libro del El origen del hombre (1871) argumentaba la inferioridad de la mujer diciendo que: “Si se elaboran dos listas con los hombres y mujeres mas eminentes en diferentes materias, con media docena de nombres en cada materia, las dos listas no tendrían comparación. También podríamos inferir, según la ley de desviación de la media, que si los hombres son capaces de una clara preeminencia
sobre las mujeres en tantas materias, la media de la capacidad intelectual en el hombre debe de superar la de las mujeres”.

Lean el resto del trabajo aquí…

mujeres-fisica-quimica.pdf

Publicado el 6 November, 2008
por en Divulgación. Etiquetas: , , , , , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados