¡Cuidado con los enunciados de los ejercicios!

Hay una tendencia, acertada, de poner problemas y ejercicios a los alumnos que sean “realistas”, es decir, que no sean demasiado abstractos para su edad, ni referidos a situaciones totalmente ajenas a su entorno.

Por ejemplo, proponer un ejercicio que hable de las 4 estaciones del año a un niño de Tunja es lo mismo que calcular si está suficientemente caliente el océano en agosto a un niño polar ártico o proponer cálculos sobre un tren de alta velocidad a un niño peruano.

Además, si los enunciados no se piensan MUY bien, puede ocurrir que el alumno sea más listo que el profesor, como este Calvin:

ch080529.gif

(Traducción libre)
1.
El Sr. López vive a 50 km de distancia de tu casa, al otro lado de Tunja.
Ambos salen de casa a las 5 en punto de la tarde y manejan hacia el centro de la ciudad para encontrarse en algún punto.

2.
El Sr. López viaja a 35 km/h y tu manejas a 40 km/h.
¿A qué hora se cruzarán por la carretera?

3.
RESPUESTA (meditada): Dado que el tráfico en Tunja a las 5 de la tarde es terrible, ¿Quién sabe?
4.
¡Siempre pillo estas preguntas con truco!


Imprimir artículo

Artículos relacionados