Hemos leído un excelente artículo sobre curiosidades del mundo animal que les resumimos. Se titula Perplejidades de naturalistas.

Lecciones de evolución darwiniana o El teatro de la vida

Imitaciones

Henry Walter Batas, que pasó once años en el río Amazonas y recolectó miles de nuevas especies, explicaba cómo algunos insectos imitan los patrones y los colores de otros insectos que son venenosos, para hacerse pasar por ellos.

En honor suyo, este mimetismo se denomina batesiano, y entusiasmó a Charles Darwin quien, en la última edición del Origen de las especies, escribía que esta clase de imitación era una magnífica demostración de la evolución en acción:

“Por qué razón puede invocarse –se pregunta Darwin– que algunas mariposas y polillas tomen con tanta frecuencia el aspecto de otra forma completamente distinta?”

¿”Por qué la naturaleza, para perplejidad de los naturalistas, ha consentido estos trucos de teatro?”

Pues porque en algún momento alguna mariposa o polilla inofensiva experimentó una variación que la aproximaba a una especie venenosa y de este modo fue preservada –ella y su progenie– por la selección natural.

En efecto, la naturaleza está llena de impostores, de actores que juegan el papel de personaje malo, mientras que tras este disfraz se oculta un alma desarmada e inocente.

Semejanzas

Unos años más tarde, Fritz Müller, un naturalista alemán, descubrió que las mariposas venenosas tenían la tendencia a imitar un mismo patrón, para unir fuerzas contra los depredadores.

Hasta el extremo que lo que parecía una única especie era formada, en realidad, por taxones diferentes y bien separados, pero que habían convergido en unos colores similares por la presión de selección de los depredadores (por ejemplo, casi todas las avispas son amarillas y negras).

Este mimetismo se denominó mulleriano, y aun cuando Darwin no lo llegó a conocer, también se hubiera entusiasmado al descubrir cómo los trucos de teatro son tan abundantes en la naturaleza.

De este modo, algunas especies inofensivas imitan a las especies malvadas (mimetismo batesiano), y las especies venenosas tienen una tendencia a converger en determinados patrones de exhibición comunes (mimetismo mulleriano).

El teatro de la confusión

La bióloga Catalina Estrada, de la Universidad de Tejas (Austin), ha estudiado dos mariposas venenosas que tienen un aspecto muy parecido, pertenecientes al género Heliconius.

Son tan parecidas que a veces los mismos entomólogos dudan a la hora de determinarlas.

Estrada ha demostrado, en un artículo muy interesante, que esta confusión no sólo se da entre los entomólogos, sino que ocurre incluso a las mariposas: los machos de las dos especies –que detectan visualmente las hembras para la cópula– pierden mucho tiempo intentando emparejarse (inútilmente) con individuos que no son las de su especie.

En el pecado va la penitencia

De este modo, lo que es una ventaja a la hora de escabullirse de los depredadores se convierte en un inconveniente cuando llega el momento de reproducirse.

Quizás por esto –afirma Estrado– el mimetismo mulleriano tan sólo se produce en unas pocas especies venenosas: si todas fueran iguales no se entenderían.

Este es el riesgo de los trucos de teatro: ¡ser víctima de tu propia máscara!

La naturaleza está llena de aventuras evolutivas parecidas, para eterna perplejidad y goce de los naturalistas.

Esta es la gran belleza de la vida.

Publicado el 30 May, 2008
por en Noticias / Historias. Etiquetas: , , , , , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados