Nos ha llegado, para que lo difundamos vía El BB, la reciente columna de Alfredo Molano Bravo en El Espectador:

alfredo.gif

Revoloteo de águilas / Historia de un futuro

El Magdalena medio es una región rica, muy rica: petróleo, carbón, oro, madera, ganado y, como si fuera poco, ahora palma africana. El cuerno de la abundancia.

Y el infierno: más de 2.000 ciudadanos asesinados en los últimos años.

El río Magdalena, su columna vertebral, y cientos de afluentes configuran una región llena de agua que fue también de pescado.

Es mi recomendado de la semana.

Si quieren saber por qué continuará en Colombia la violencia, probablemente durante todo el presente siglo, lea el texto completo aquí.

O bien podría darse por satisfecho con las conclusiones:

Mientras tanto,
– el Ministro de Agricultura proyecta sembrar miles y miles de hectáreas de palma en la región;
– el Ministro de Minas, permitir a las compañías de oro y carbón explotar la región a su antojo;
– el Ministro de Obras Públicas, comunicar el Bajo Cauca con el Magdalena Medio, regiones ambas donde los Macaco son ley.

Los obispos de Magangué y Barranca, 70 curas y miles de ciudadanos han salido a las empolvadas calles de los pueblos del sur de Bolívar a ponerles la cara y el pecho a lo que se viene. Que es mucho.

Mas allá del alborotico que el Presidente hará en Cartagena en otro de sus Consejos de Seguridad, lo que el sur de Bolívar requiere para que haya paz es parar la brutal impunidad económica con que actúan los grandes empresarios del petróleo, el oro y la palma, impunidad hermana de la otra impunidad: la que deja que las Águilas Negras o verdes o rojas alcen el vuelo y claven sus garras y picos en la gente que trabaja o en aquella que la defiende.

(Si usted cree todo lo que dice el asesor presidencial y su asesorado, por favor haga caso omiso de este mensaje.)

Publicado el 26 April, 2008
por en Colombianos en el mundo. Etiquetas: , , , , , , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados