Como también estamos discutiendo en El BB, el crecimiento sostenible no es un objetivo fácil, y que el crecimiento exponencial es un peligro.

Nos llega hoy una noticia que nos recuerda la “crónica de una muerte anunciada”: Los biocombustibles pierden la etiqueta ecológica. Crecen las dudas sobre su capacidad para reducir CO2 y los temores a sus efectos adversos – Reino Unido cuestiona los objetivos marcados por la UE.

 

bio.gif (Fotografía tomada de acá)

Entre otras cosas, se dice allí que:

La OCDE admite preocupación por su impacto en el precio de los alimentos

A los biocombustibles cada vez les resulta más difícil llevar colgada la etiqueta de fuente de energía ecológica. La culpa es del creciente número de expertos, investigadores y ecologistas que cuestionan su capacidad para reducir las emisiones de CO2, y hablan los efectos de deforestación y de aumento de las desigualdades que pueden causar.

Otros expertos en materias ambientales, numerosos centros de investigación y universidades y la mayor parte de los grupos ecologistas y de defensa de los derechos humanos emiten a diario declaraciones y documentos en los que afirman que los biocombustibles no contribuyen a luchar contra el cambio climático, que provocan graves impactos ambientales en zonas de alto valor ecológico (Indonesia y Suramérica, principalmente), que alteran el precio de los alimentos y que afianzan un modelo agrícola de explotación laboral y alta dependencia de grandes multinacionales.

El cultivo y producción en terceros países, la roturación de terrenos vírgenes, el empleo de maquinaría pesada para la plantación y recolección, la utilización de fertilizantes y plaguicidas y el transporte hacia los lugares de procesamiento y consumo cuestionan la contribución de los biocombustibles en la lucha contra el cambio climático y, por el contrario, hacen pensar que, incluso, pueden favorecer el aumento de las emisiones.

Se trata de un debate complejo, con enormes implicaciones sociales en TODO el mundo, especialmente en América Latina.
Les recomendamos que lean el artículo completo.

Además, si quieren aportar su granito de arena, lean esto y hagan clic en el enlace indicado:

Querido amigo, el cambio climático es un asunto que requiere soluciones/acciones inmediatas. Es por lo que me he reunido con Al Gore y otros alrededor del mundo que quieren detener el calentamiento global. Estamos en el margen de ser sobre un fuerte millon y estoy pidiéndote que te unas. Por favor, haga clic aquí hoy para ser parte de la solución.

Si queremos que los líderes de los negocios y los gobiernos se propongan parar el cambio climático como prioridad, necesitamos enviar el fuerte mensaje de que queremos acción ya. Por eso es por lo que te pido te involucres hoy.
Juntos, podemos detener el calentamiento global.

Un colega comenta: “Aún hay personas que no se enteran de que la solución ha de partir de un cambio radical del uso que hacemos de la energía.
No podemos seguir consumiendo tanta energía: acabaremos con el bioalcohol y con el biodiesel cultivado en toda la Tierra y aún querríamos más petróleo.

Además, está por ver si para cultivar el bioalcohol y el biodiesel (tractores, fertilizantes, fermentaciones, máquinas cosechadoras, transportes a las fábricas…) no se requiere más energía que la que nos retorna…

Hay artículos muy interesantes sobre esta cuestión en “Investigación y Ciencia”.


Imprimir artículo

Artículos relacionados