Este punto es importante porque en nuestra cultura, tradicionalmente, esperan que el hombre asuma la responsabilidad del placer de las mujeres; este requerimiento es irrespetuoso con ambos:
– Con el hombre porque no le permite ir a una actividad en “clave erótica” a disfrutar sino a cumplir con su papel de “experto”, y

– Con la mujer, porque no le permite ser la dueña y responsable de su erotismo y la obliga a depender del desempeño de otro.

Publicado el 4 April, 2008
por en Salud. Etiquetas: , , , , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados