Lean aquí 10 maneras que tenían grandes personajes históricos para concentrarse en sus tareas:

10.gif

A continuación les resumimos lo esencial: Las vidas de grandes personas nos pueden orientar sobre cómo organizar nuestras actividades diarias. La parte difícil es tener el coraje para pensar y decidir cuál es la rutina más adecuada para cada uno. Las 10 lecciones siguientes de los grandes, pueden ayudarnos a configurar la nuestra:

1. No trabaje MUCHAS horas.

(Foucault trabajaba de 9 a 3; Beethoven desde la salida del sol hasta la tarde).

2. Tómese descansos, muchos.

(Sócrates se detenía y permancecía en reposo durante varios minutos. Beethoven corría o paseaba cada rato).

3. Tómese descansos más aún largos.

Cada día, tómese un LARGO descanso, alejado de la mesa de trabajo. (Victor Hugo escribía en las mañanas y descansaba toda la tarde).

4. Deje de trabajar y almuerce con tranquilidad.

Churchill incluso se bañana y vestía antes de cada comida.

5. No trabaje después de las 6 o de las 8 de la tarde.

6. Mezcle actividades. (La mente necesidad variedad, más que reposo).

Kant paseaba por las tardes y almorzaba con amigos cada día. Gandhi paseaba, se bañaba, tomaba masajes. Churchill pintaba, alimentaba sus peces, jugaba a cartas.

7. Póngase objetivos pequeños.

No programe cada minuto del día. (Las rutinas son para facilitar la vida, no para complicarla).

8. Tómese tiempo para relajarse.

(No se trata de ponerse a leer o a limpiar la loza. Se trata de no hacer nada. Gandhi miraba el horizonte. Beethoven se tomaba algunas cervezas tras el paseo vespertino).

9. Levántese temprano (?)

Ete punto es discutido: algunas grandes personas madrugaban, otras no.

10. Haga ejercicio!

Corra, camine, pasee. Nietzsche tomaba notas durante sus paseos, y le llegaban las mejores inspiraciones.


Imprimir artículo

Otros artículos