Hay un diario de viaje muy lindo, con el título anterior, “Descubriendo a la hermosa Colombia: Boyacá y Cundinamarca”, que habla de nuestras bellas tierras. Léanlo aquí.

angelaalzate.gif

Dice Ángela Alzate, entre otras cosas:

En este nuevo viaje por mi hermoso pais Colombia, visité dos Departamentos hermosisimos llamados Boyacá y Cundinamarca…

…Tunja capital de Boyacá y luego salí para un pueblo llamado Paipa en Boyaca, su atractivo son los termales, donde te puedes relajar despues de un largo viaje y darte masajes con lodo de los mismos termales, que al final es medicinal, ademas visite el monumento del Pantano de Vargas, hace un frio especial.

De Paipa me dirigi al hermoso pueblo Villa de Leyva de Boyaca, ciudad colonial de casas blancas y piso empedrado, encuentras bares, hostales, museos y reservas naturales a las afueras, es especialmente acojedor, te sientes devolver en el tiempo al estar en presencia de su plaza central con su iglesia blanca.

De Villa de Leyva me dirigi para otro pueblito boyacense llamado Raquira, donde se hacen la mayor parte de las ceramicas del pais, en este lugar encuentras artesanias de ceramica a 1/10 de costo que en el resto de las ciudades de Colombia, alli las casas son muy coloridas y vivas y la amabilidad de su gente y de sus ancianos te contagia de emocion.

Por esa mismo via puedes conocer Sutamarchan donde cada año hacen el festival del tomate en el cual todo mundo se baña de esta hortaliza en las zonas centrales.

De Raquira conoci otra ciudad Boyáca llamada Chiquinquira, es una de las ciudades mas religiosas de Colombia, pero ahi no paró todo ya que desde esa ciudad comence a pasar el limite de Boyaca para dirigirme de nuevo a Cundinamarca a la ciudad de Zipaquira y de ese modo conocer la famosa Catedral de Sal, unica en el mundo, metida en las entrañas de la montaña, donde las luces bajas, los tuneles, la musica gregoriana, todo este ambiente te tranquiliza así no seas religioso.

¡Gracias, Ángela!


Imprimir artículo

Artículos relacionados