El trastorno obsesivo-compulsivo en el cine tiene un antes y un después de la película Mejor Imposible protagonizada por Jack Nicholson.

En el personaje de Melvin, vino a dar a conocer un trastorno tan sorprendente como espectacular que a pocos dejó indiferente. La neurosis es una afección cuyos síntomas son la expresión de un conflicto psíquico, que a menudo tiene sus raíces en la historia infantil del sujeto y constituye compromisos entre el deseo y la defensa.

También fue aislada por Freud, y puesta al lado de la histeria, ya que no hay una transición de lo mental a lo corporal; sino que sus síntomas se expresan mediante compulsiones, ritos, pensamiento obsesivos, etc. Como estos síntomas tienen un sentido, al igual que los actos fallidos, los lapsus y los sueños, es que estos son un prueba de la existencia de procesos anímicos inconscientes; pues de procesos concientes no se forman síntomas sino que, por lo contrario, al devenir concientes, el síntoma tiene que desaparecer.

Así, a través del psicoanálisis se hace posible la identificación de la enfermedad, sus causas y su tratamiento.

Más allá de lo que pueda constituir una comedia romántica, como lo es esta película, considero que contenía un excelente modelo para explicar este trastorno: Melvin Udall sufre de una neurosis obsesiva.

Publicado el 9 March, 2008
por en Salud. Etiquetas: , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados