Circula por Internet una “Breve Guía para caerle mal a un biólogo

bacterias-trabajando.jpg (Dibujo tomado de acá)

Piensen en la siguiente situación: están en una rumba, comida o lo que se les ocurra. De repente su novia, moza, amigo, hermana se le acerca y le dice algo así: “Mire, le presento a Juan, es biólogo/estudia biología”. Pues bien, piense muy atentamente cuales son sus palabras. De ellas depende que haga un amigo o que meta la pata hasta el fondo. He aquí lo que nunca debe decir:

1) Le estrecha la mano y le dice (a ser posible sonriendo): “¡Vaya, como Noelle Schonwald, la modelo, bióloga!”

modelo-biologa.gif

¡Mal! Aunque le suene gracioso todos odiamos que nos digan eso, y a todos nos lo dicen cientos de veces. Julio Sánchez Cristo (la W) es periodista y Sandra Bessudo es modelo (mira en ColArte) y yo no se lo restriego a la gente…

2) Como ve que la ha metido hasta el fondo se intenta hacer el simpático: “¿Qué estudia, plantitas y animalitos?” (Nótese que los diminutivos son necesarios, para que tenga gracia).

En realidad sí, estudio animalitos y plantitas pero suena ofesivamente simple llamar así a las infinitas complejidades de la genética, bioquímica, anatomía, fisiología, microbiología y demás -ías. Además si con eso me está imaginando con un gorro de explorador y un cazamariposas va muy desencaminado.

 

cazamariposas-ciberneticas.jpg (Imagen tomada de Amar y pintar la Vida)

3) Viendo que no da pie con bola decide que lo mejor es que hable el otro, así que le hace la fatídica pregunta (tras la cual lo más posible es que su amigo biólogo se vaya con sus animalitos y no vuelva): “¿Y eso de la biología para qué sirve?”

Vamos a ver, le pregunto yo a sumercé: ¿De qué le sirve su carrera? Si no lo sabe ¡’vaya a un diccionario! Verá, es una carrera con un grado de intrusismo laboral alto, donde mucha gente acaba trabajando de algo que no tiene nada que ver con lo que ha estudiado… cada año sale mucha gente de la universidad como biólogos y muy poca consigue algo, así que no me haga pensar en ello y ¡déjeme vivir feliz! Además ¿pretende que le explique en unos minutos las aplicaciones de la genética, bioquímica, microbiología, citología…?

_________________________________________

Cuento todo esto, medio en broma medio en serio, porque en dos días me he enfrentado a esos tres estereotipos con demasiada frecuencia, y he querido desahogarme un poco.

Publicado el 19 February, 2008
por en Divulgación, Noticias / Historias. Etiquetas: , , , , , .

Imprimir artículo

Artículos relacionados